jueves, 20 de noviembre de 2014

834.- La historia de Greenpeace en el mundo en imagenes



La historia de Greenpeace en el mundo en imagenes


En 1971, un grupo de personas preocupado por las pruebas nucleares que Estados Unidos planeaba desarrollar en Amchitka, una pequeña isla de Alaska de gran valor ecológico por las colonias de aves que alberga, decidió hacer algo más que protestar en contra de estas pruebas. Esos activistas, los fundadores de Greenpeace, creían que un grupo de individuos puede hacer la diferencia. 
Alquilaron un viejo barco pesquero -el Phyllis Cormak- y pusieron proa hacia Alaska. El objetivo era interponerse entre la armada americana y la isla y, de ese modo, evitar que se llevaran a cabo las pruebas. 

El grupo estaba integrado por Dorothy e Irving Stowe, Marie y Jim Bohlen, Ben y Dorothy Metcalfe y Bob Hunter; ellos pensaron en unir dos palabras que demostraran su preocupación por el planeta y su oposición a las armas nucleares y de ese modo surgió el nuevo nombre del grupo: Greenpeace. Uno de los tripulantes declaró a la prensa antes de zarpar: “queremos paz y queremos que sea verde”, ése sería el espíritu de la organización. 

La historia de Greenpeace en el mundo en imagenes.

Si bien el barco y su tripulación nunca llegaron a destino –la guardia costera los detuvo antes- y la bomba fue detonada, la difusión de sus actividades a través de la prensa fue tan importante que, ese mismo año, el gobierno estadounidense anunció el cierre de su plan nuclear. 

Durante los años siguientes distintos grupos, sin conexión entre sí, en Estados Unidos, Canadá y Europa, tomaron el nombre de Greenpeace. La instalación de oficinas en el Reino Unido y Holanda fue determinante para unir a todos los grupos existentes en el mundo bajo ese nombre y crear, en 1978, Greenpeace Internacional, unificando la forma de trabajo. 

Greenpeace Argentina se inauguró oficialmente el 1º de abril de 1987 y fue la primera oficina que se abrió en un país en vías de desarrollo. 

El pequeño grupo de voluntarios que había empezado a trabajar en 1986, decidió que lo mejor era empezar a trabajar sobre los residuos tóxicos, exigiendo que se prohíba la producción, importación, venta y uso de 12 compuestos químicos más tóxicos. Esa fue la primera campaña. 

Desde entonces, Greenpeace Argentina fue creciendo y avanzando sobre diversos problemas ambientales: la sobrepesca, la contaminación de las aguas, el destino de la basura, el cambio climático, el desmonte de los bosques nativos. 

En la actualidad, Greenpeace Argentina es la organización ambientalista más grande del país, cuya sede central se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires y cuenta con grupos de voluntarios en Rosario, Córdoba, Salta, Entre Ríos, Mendoza, Bahía Blanca y Mar del Plata. 



Septiembre de 1971. A la izquierda uno de los cofundadores de Greenpeace, Bob Hunter, al timón del Phyllis Cormack (también llamado Greenpeace), junto a Ben Metcalfe, camino a la Isla de Amchitka. El primer viaje de Greenpeace partió de Vancouver el 15 de septiembre de 1971 con el objetivo de parar las pruebas nucleares de la Isla Amchitka navegando en el área restringida.
© Greenpeace / Robert Keziere


Junio de 1982. Greenpeace toma medidas contra barcos que tienen la intención de verter desechos nucleares británicos, belgas y suizos en el Atlántico. El barco holandés Rijnborg intenta verter 7000 toneladas de basura cuando Greenpeace entra en escena. La tripulación del barco responde dejando caer vertidos de los barriles sobre las lanchas de protesta de Greenpeace. A principios de 1983 los británicos y los holandeses anunciaron una moratoria de diez años para el vertido de basura y en 1993 prohibieron permanentemente el vertido de basura radioactiva e industrial en el mar. 
© Greenpeace / Pierre Gleizes



El Rainbow Warrior fue invitado a la isla del Pacífico Rongelap, donde las consecuencias de las pruebas nucleares estadounidenses estaban causando problemas de salud. Los residentes no quisieron seguir más tiempo en su isla contaminada y pidieron ayuda a Greenpeace para evacuarlos a la isla de Mejato. © Greenpeace / Fernando Pereira




Junio de 1985. Después de la evacuación de Rongelap el Rainbow Warrior se dirigió a Nueva Zelanda, desde donde planeaban viajar al Atolón de Moruroa para protestar contra las pruebas nucleares francesas. Antes de la salida del Puerto de Aukland el barco fue hundido con una bomba por los miembros del servicio secreto francés, matando al fotógrafo Fernando Pereira. 
© Greenpeace / John Miller



Greenpeace estableció una base en la Antártida para protestar contra varios proyectos internacionales incluyendo la exploración mineral en el área. La Base de World Park podía recibir suministros solo cada seis meses. Una vez que recibían los suministros el equipo se quedaba solo con sus propios medios. La campaña acabó en victoria cuando los miembros del Tratado Antártico acordaron una prohibición de 50 años de toda exploración mineral. Una vez completada la misión, Greenpeace desmontó su base en la Antártida. © Greenpeace / Steve Morgan




Abril-junio de 1995. Greenpeace ocupa el exterior de la plataforma petrolífera Brent Spar para hacer una campaña a favor de una prohibición del vertido de instalaciones exteriores en el Mar del Norte. 
© Greenpeace / David Sims





Abril de 1998. A través de la exposición de los problemas medioambientales, las fotografías de Greenpeace hacen a la gente decidir: “¿estoy con esto o contra esto?” En esta fotografía un veterano de Greenpeace atestigua un fuego forestal en el Amazonas. Estos fuegos destruyen áreas enormes de selva tropical cada año. A menudo son provocados intencionadamente para abrir un nuevo terreno para dedicar a la agricultura. © Greenpeace / Carlos Hungria




Diciembre de 1998. Un globo de Greenpeace con el lema "¡Desarme nuclear ahora!" sobrevuela el famoso Taj Mahal, en la India, en una protesta contra las pruebas nucleares en ese país. © Greenpeace / Steve Morgan 





Marzo de 2005. Un niño pequeño en un vertedero de chatarra chino. Los artículos de electrónica del hogar contienen una amplia gama de productos químicos tóxicos. Cuando estos productos llegan a los vertederos de chatarra en Asia y África, la concentración de productos químicos puede ser sumamente peligrosa. © Greenpeace / Natalie Behring-Chisholm




Enero de 2006. La campaña de Greenpeace para salvar las ballenas comenzó en 1973 y continúa hoy. Aquí, los activistas usan lanchas para colocar sus propios cuerpos entre las ballenas y el arpón y dificultar así a los barcos la caza de ballenas. © Greenpeace / Kate Davison 





En mayo de 2007 escaladores de Greenpeace ocuparon una grúa de 100 metros de altura en el área de construcción del Olkiluoto 3, el quinto reactor nuclear de Finlandia. © Greenpeace / Nick Cobbing




Diciembre de 2008. Miembros de Greenpeace se unen a una vigilia en el exterior de la embajada japonesa en Estocolmo para protestar por la detención de dos activistas japoneses por tomar acciones para mostrar la corrupción que había en la industria japonesa de caza de ballenas. 2.9 millones de personas firmaron las peticiones en apoyo de “los dos de Tokio”. © Greenpeace / Johanna Hanno 




Diciembre de 2009. Se esperaba que del Glaciar de Petermann en Groenlandia del Norte se separara un iceberg del tamaño de Manhattan. Greenpeace apoyó a científicos independientes en la investigación del proceso físico que conduce a la aceleración de glaciares. Navegando 25 km a lo largo de la parte derretida y llevando un radar en nuestros kayaks los científicos fueron capaces de trazar un mapa del grosor de los glaciares. En este caso el glaciar no se rompió hasta 2010. Los barcos de Greenpeace han recibido muchas misiones científicas en el mundo entero. 
© Nick Cobbing / Greenpeace 




Octubre de 2009. Los activistas de Greenpeace crean el proyecto de arte de arroz en Tailandia plantando muchos tipos diferentes de arroz orgánico en un campo de arroz. El arte final celebra la rica herencia de Tailandia y representa a agricultores que cosechan arroz. Esto también sirve como un recordatorio a los gobiernos de la necesidad de proteger la cosecha líder mundial más importante ante los transgénicos y la ingeniería genética. Los métodos de agricultura sostenibles y las cosechas naturales pueden fácilmente proporcionar alimento suficiente para la población mundial. Greenpeace hace una campaña a favor de la adopción de prácticas de agricultura sostenibles, sanas y éticas en todo el mundo. © Greenpeace / Athit Perawongmetha 




Noviembre de 2008. Atándose a la cadena del ancla, este activista retrasa la salida del petrolero Gran Couva. El barco lleva 27000 toneladas de aceite de palma a los Países Bajos. En el cartel se puede leer: "no más bosques ni tierras para el aceite de palma". © Greenpeace / John Novis 




Agosto de 2009. Sarah Obama, la esposa del abuelo del Presidente estadounidense Barack Obama, enciende la luz después de que un equipo de Greenpeace instalara un sistema de energía solar en su casa en el pueblo de Kogelo. Las instalaciones solares son parte de un taller de energía renovable de 20 días organizado por la Generación Solar del Greenpeace con 25 participantes del Programa de Juventud de la Comunidad Kibera y miembros de la comunidad de Nyang'oma Kogelo. 
© Greenpeace / Richard Dobson 




Diciembre de 2009. Ante la cara enfadada de policías y trabajadores, la única protección para este activista, que está encadenado a una excavadora, es la presencia de un fotógrafo y la convicción de que sus acciones pacíficas mantendrán la situación en calma. © Greenpeace / Ardiles Rante 




Julio de 2010. Activistas de Greenpeace son atacados por pescadores al intentar liberar de las redes atunes de aleta azul en el Mar Mediterráneo. Greenpeace tiene una campaña a favor del establecimiento de reservas marítimas, parques nacionales en el mar cerrados a la pesca y la industria. Sólo creando estas áreas protegidas puede garantizarse que habrá mucho pescado en el mar para las generaciones futuras y que la asombrosa variedad de vida en el océano será protegida. © Paul Hilton / Greenpeace 




Julio de 2011. El casco del nuevo buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior, sobre tierra seca en el Astillero Fassmer en Berna. El Rainbow Warrior es el primer barco construido a medida para Greenpeace y fue botado oficialmente en 2011. © Oliver Tjaden / Greenpeace 




Activistas de Greenpeace escalaron el frente del Centro Cívico de la Ciudad de San Juan y colgaron un cartel gigante a más de 20 metros de altura, con la fotografía de un puma, animal representativo de la fauna en peligro, y la leyenda “San Guillermo sin minería”. © Greenpeace / Martín Katz 





Campaña Riachuelo: Greenpeace bloqueó la salida de los efluentes de la Curtiembre Antonio Esposito, ubicada en Avellaneda, tras obtener resultados de laboratorio que prueban que sus caños arrojan cromo en cantidades 12 veces superiores a las permitidas. © Greenpeace / Martín Katz 





Activistas de Greenpeace se subieron a una estructura de siete metros de altura frente a la catedral de Salta y desplegaron un cartel con la leyenda “Urtubey: Desmontar es pecado”. Greenpeace reclamó al gobernador Juan Manuel Urtubey que cumpla con la Ley de Bosques y deje de autorizar desmontes en zonas protegidas. © Greenpeace 





Durante 2013 continuamos defendiendo el medioambiente a través de nuestras acciones. Fue un año con muchas historias dignas de ser contadas: desde la colocación de un cartel gigante contra la utilización de energía nuclear en lo más alto de la central atómica de Embalse, hasta una acción desplegada en una plataforma petrolera en el Ártico que tuvo como saldo más de 3 meses de privación de libertad para 30 de nuestros compañeros. Este es el repaso de las mejores imágenes del año. © Denis Sinyakov / Greenpeace 





Más de 500 personas reclamaron esta tarde frente a la Embajada Rusa en Buenos Aires, por la liberación de los detenidos durante una protesta pacífica por la protección del Ártico. 
© Martin Katz / Greenpeace 





Los activistas de Greenpeace Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi llegaron esta mañana al Aeropuerto de Ezeiza, luego de haber estado más de tres meses privados de su libertad en Rusia, acusados de piratería y vandalismo, tras haber formado parte de una protesta pacífica contra la exploración petrolera en el Ártico. © Greenpeace / Martin Katz





Cinco activistas de Greenpeace fueron detenidos esta mañana tras ser desalojados por la policía local del campamento que mantenían en la finca Cuchuy, en el departamento de San Martín. Fueron trasladados a la comisaría de Embarcación y sus pertenencias removidas por las fuerzas de seguridad. © Greenpeace / Sebastian Pani





2014. #ICERIDE, la bicicleteada en defensa del Ártico en Buenos Aires. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada